Actos y consecuencias.

Llegó la hora de decir la gran verdad. A un buen amigo o a quien me quiera escuchar. Porque hay millones con su razón y sin razones; mudos, sordos, ciegos ya sin sosiego. Se acaba el mundo, lo gritan iracundos en una esquina, como una espina que se clava entre los huesos. ¡El cristo vive ! ¿A quién le importa? De esta gran torta todos quieren un pedazo, del hipócrita el abrazo. Pero esto es cierto, como voz en el desierto que proclama: ¡Estad despierto! No es una broma,un mundo en coma, que no reacciona, se va a la porra, como Sodoma y Gomorra. Se palpa el mal, y se aplaude lo anormal. Ya no hay justicia, solo existe la codicia, malicia el pecado que me asfixia. Ya viene el fin, lo gritan en las calles, no hay quien los calle, las piedras hablan y la tierra da señales de cosas reales, inequívocas; la gente loca, la hipocresía, la vida tuya también la mía. Que nadie huya, de aquí ya no hay salida, no gasten más saliva. Se agota el tiempo de gracia, acata el tono sin democracia. Los unos van, los otros vienen y ya nada los detiene, porque es lo que conviene, sin directrices, sin apegos, ni raíces. Sus sueños… La gran ramera que los USA a su manera, como quiera, por doquiera. Seamos humanos, no hay nivel pa’ los gusanos. ¡Haz lo correcto! Tiende tu mano. Calabaza, calabaza cada quien, salve su casa. Por tu raza, por tu credo, voy delante y no me quedo , y te digo mi amigo: ten cuidado de la gente anormal, que te arrastra en su corriente del mal. No soy un santo te cuento de mi y te espanto, no me doy golpes de pecho, yo soy derecho y Dios está conmigo, esto es así, ¿Quién contra mi? ¿Cuántos están aquí ? ¿ No me siguen ? ¿Entonces por qué me persiguen? Yo hablo la realidad con claridad, aunque suene a fantasía y crueldad. Los de derecha, hoy se tuercen, mañana se endechan; ¿No les queda mecha? Mejor, ¡Váyanse a la brecha! Con los de izquierda; ¿Me van a dar la vida eterna? Mejor,¡ Váyanse a la mierd… ¡ Uuuh! Es grosería! ¡Claro es letra mía! si lo dice un Reguetón todo el mundo aplaudiría; la porquería, un mundo al revés, se los decía y lo repito, como un pito que ya es cansón,no soy poeta, solo escribo con un son. A los que sufren mis palabras surgen, en remolino, como un don divino de ese que existe y hay quien insiste y la ciencia niega, millones de gente ciega, en un tumulto haciendo bulto, embrutecidos con los sistemas; «hacer dinero» ese es lema… Puedo ser rico por lo que digo con el pico, pero quiero ser gente, no adinerado, indigente, un reconocido indecente. No soy cantante, lo que digo es tajante, al que caiga el guante que se lo plante. De nada soy adepto, resumo con mis propios conceptos; veo un mundo en terapia intensiva, unos abajo, otros arriba, contaminados, se acaba la vida y corre el tiempo, este pasa como el viento y tú qué ¡macilento! ¿Estás contento? ¿A los pies de un crucifijo? ¿Eres un pecador fijo? ¡ No hijo! El cristo vive entre la gente, es el agua de la fuente. No en las iglesias, estás dormido! Eso es una catalepsia. Vos de trompeta, se escucha el eco, como tiro de escopeta, haced el bien,no mires a quien, ¡ Prestos! Se pasa el tren; al desposeído, al que ha sufrido, al que gime y llora, el ladrón llega sin hora, a los gobiernos… ¿Pensaban que eran eternos? Lo estoy diciendo, y lo repito como un perico que siempre es verde, que no ladra pero muerde, como serpiente, llegó la hora mi gente de ser valiente , tener paciencia y aceptar las consecuencias de nuestros actos, contra Dios y nuestra tierra ,aquí no hay pacto, ¿Qué pensabas? ¿Que él no se acordaba? Su mente es fina, el no toma fitina ni vitamina, no pierdas más el tiempo haciendo fila, buscando lo perfecto, aquí no hay nadie correcto, todos tienen sus defectos. ¿No crees en Dios? Solo suma dos+ dos y lo verás en cada cosa, en las feas y las hermosas, en el candor de una rosa. Mi letra fluye ,no hay quien me apabulle; a Dios sabiduría pedía, de noche y todos los días. Soy campesino. ¿Qué pensabas? ¿Que era un pueblerino, sifrino? No tengo estudios, al intelecto no repudio. Sé algo de letra, no tengo la escritura perfecta, solo doy mensajes, como masajes y no miro el traje, no cobro renta, téngalo en cuenta. Está reflexión les regalo de corazón. Los mandamientos son dos: «Ama a tu Dios y a tu prójimo como a vos».

En Donatexter trabajamos con la plataforma de Amazon usando su programa de afiliados donde, al adquirir productos a través de los enlaces de esta página, podemos recibir una pequeña comisión que nos ayuda al mantenimiento de la web.

Por tanto, en calidad de Afiliado de Amazon, Donatexter obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

Importante: estas comisiones no te afectan en nada ni tienen un coste adicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *