Las partes de un cuento

Antes de estudiar los elementos de un cuento, vamos a explicar qué es un cuento y las características principales de un cuento. Además, daremos unos consejos para escribir un cuento que encandile a vuestro público.

¿Qué es un cuento?

El cuento es el género literario más especial y mágico que existe. Siempre te envuelve ese aura que nos devuelve a nuestra más tierna infancia y nos inunda de inocencia. Esta es la respuesta poética de qué es un cuento, pero… A nivel más técnico, ¿qué es un cuento ?

Esta pequeña obra de arte literaria es una pequeña narración creada por un autor (aunque pueden ser más de uno) que protagoniza un pequeño grupo de personajes y que tiene una trama bastante sencilla. A veces, es difícil poder diferenciarlo de un relato corto (no confundirlo con un microrrelato).

Una de las características más bonitas de los cuentos es que pueden ser presentados de forma escrita u oral (cuando una persona sabe contar cuentos, este género literario no tiene rival). Además, los cuentos pueden estar basados en hechos reales, hechos fantásticos o, incluso, una mezcla de ambos. Por tanto, pertenece al género literario de la narración.

Como curiosidad, la palabra cuento viene del latín computus, que significa “cuenta”.

Cuando a un niño le cuentan bien un buen cuento le abren una puerta a la lectura y las alas de su imaginación.

Donatexter.

Características de un cuento.

La característica más bonita de esta obra de arte literaria es que la dificultad narrativa puede adaptarse según el nivel del público objetivo. Una de las características más importantes de los cuentos es que tiene la narración de la historia se hace de forma organizada y bien estructurada por parte de, por lo general, un narrador (aunque pueden más de uno). Además, los narradores pueden ser parte de la historia siendo uno de los personajes o hablando de ellos en segunda o tercera persona. El narrador puede ser omnisciente (que conoce todo sobre los personajes y sobre la historia en general) o equisciente (tiene la visión del protagonista, pero no sabe nada más).

Los cuentos no deben ser muy complejos por lo que sólo tienen una línea argumental. Por tanto, todos los personajes y los lugares están íntimamente ligados con la historia central.

Partes de un cuento:

Los cuentos están formados por tres elementos: inicio, desarrollo y desenlace. Los cuentos infantiles en particular, siguen esta estructura para que sea más fácil para su público seguir la historia. En el inicio se suele hacer una presentación de los personajes, en el desarrollo se plantea un problema y en el desenlace de resuelve ese problema, habitualmente con éxito, especialmente en los cuentos para niños.

Inicio o introducción.

Es el comienzo de la historia y, en él, se presenta y describe a los personajes y los lugares donde transcurre la historia. Dependiendo del cuál sea el público al que va dirigido el cuento, habrá más o menos personajes. En los cuentos para niños, para facilitar su comprensión, habrá muy pocos personajes.

Nudo o desarrollo.

En el nudo se presenta el problema principal de la historia. Este conflicto es el foco de los sucesos más importantes de la historia. El nudo es la parte más importante de la historia, ya que es donde se desarrolla toda la acción y es donde el lector se engancha a la historia o la deja porque le aburra.

Desenlace.

Es la última parte del cuento. En ella, se resuelven los conflictos planteados en el nudo. En los cuentos infantiles, los finales son felices y, además, tratan de tener implícita una moraleja. En el resto de cuentos, los finales pueden ser felices o no, incluso puede haber un desenlace cerrado o abierto para que el lector pueda pensar sobre cómo seguiría donde terminan las palabras escritas. En cualquier caso, el conflicto del nudo debe resolverse en el desenlace.

Tipos de cuento:

Existen dos tipos de cuentos, dependiendo del público al que va dirigido el cuento y las intenciones: el cuento popular y el cuento literario.

Cuento popular.

Fue la primera clase de cuento y fue creada para enseñar y educar a los niños. El cuento popular es una narración breve que nace por tradición entre la gente siendo transmitida oralmente de padres a hijos en las que se narran hechos e historias imaginarias y que, al ser contadas oralmente, los cuentos han ido variando y adoptando distintas versiones. A pesar de las distintas versiones, suelen mantener la enseñanza que encierra cada uno. Al ser de transmisión oral, los cuentos suelen tener autores desconocidos. La importancia de los cuentos populares es tan grande que ha derivado en otros tipos de narraciones breves:

Los cuentos de hadas.

Estas historias tienen un origen popular y buscaban mandar mensajes al pueblo a través de personajes ficticios a través de la fantasía. Por tanto, en este tipo de cuento, los protagonistas o personajes relevantes de la historia son seres fantásticos como hadas, duendes, monstruos, dragones, elfos o gnomos. Los cuentos de hadas suelen desarrollarse en un lugar y época sin determinar, por lo que es normal que comiencen, por ejemplo, con “había una vez, en un país muy lejano…”.

A pesar de estar dirigidos en su mayoría a niños ya en aquel entonces, los finales solían ser crueles para atemorizar a la gente. Con el paso del tiempo, con la compañía Disney como cabeza visible, se comenzó a cambiar esos finales por otros finales felices adaptados a la nueva sociedad y a los niños actuales.

Los cuentos de hadas más conocidos son: Aladino y la lámpara maravillosa, La Cenicienta, Pulgarcito y La Bella durmiente. Podéis descargar gratis un libro que contiene los cuentos más conocidos haciendo clic aquí.

Las fábulas.

La mayoría de estos cuentos se han perdido con el tiempo. Por suerte, algunos cuentos sí que fueron escritos y se han mantenido hasta el día de hoy. Los cuentos más conocidos son los de los Hermanos Grimm.

Cuento literario.

El cuento literario, por contra, es un cuento que se caracteriza por estar escrito. Por tanto, suelen tener un autor conocido y se transmite a través de la escritura. Al estar escrito, no suele haber tantas versiones, ya que es más difícil realizar modificaciones como pasaba en los cuentos populares.

Los primeros cuentos literarios datan del Antiguo Egipto. En castellano, la primera obra conocida es El conde Lucanor, obra del infante Don Juan Manuel en el siglo XIV, que estaba constituido por 51 cuentos. Podéis disfrutar de la edición digital de forma gratuita pinchando aquí.

Los cuentos literarios pueden clasificarse en:

Cuento detectivesco.

Son relatos de misterio e intriga, generalmente relacionados con algún crimen y los sospechosos que rodean el caso. El cuento detectivesco por antonomasia es Las aventuras de Sherlock Holmes. El libro con los mejores relatos de Sherlock Holmes, según su autor, están recogidos en el volumen que podéis encontrar aquí.

Cuento gótico.

Es un cuento muy relacionado con el cuento de terror. Suelen estar ambientados en lugares sombríos y sobrenaturales. Un ejemplo de este tipo de cuentos es La chica de un solo ojo de César García Muñoz, que podéis descargar gratis en su versión Kindle en el siguiente enlace.

Cuento de ciencia ficción.

Se trata de un cuento basado en lo racional, con un supuesto soporte de la ciencia y de su posible evolución. Esta mezcla hace que la historia se desarrolle en una sociedad futura en la que se especula con cómo sería la sociedad, las tecnologías y las distintas políticas. Para nosotros, ejemplos claros serían las obras de Julio Verne o Isaac Asimov, pero nos decantamos por una de nuestras novelas favoritas: 1984, de George Orwell.

Cuento sociológico.

Son cuentos que reflejan problemas políticos, económicos y sociológicos de una determinada sociedad. Para ver un ejemplo, os dejamos 4 cuentos aquí.

Cuento de terror

Los cuentos de terror tienen como fin infundir miedo en los lectores usando temas como muertes, crímenes, catástrofes o elementos paranormales como fantasmas o espíritus. Los mejores cuentos de terror son los que consiguen que te recorra un escalofrío por la espalda cuando llegas a los puntos de la trama en los que el autor quiere meterte en la historia… y meterte miedo.

El cuento de horror más famoso en la historia de la literatura del género de terror es La Leyenda del Jinete Sin Cabeza: El Secreto de Sleepy Hollow.

10 Consejos para escribir un cuento:

1 Debe ser breve

Aunque no se delimite un cuento en su extensión, ni por palabras ni por páginas, un cuento debe centrarse en lo importante. Es muy importante saber elegir qué detalles son importantes y cuáles deben ser omitidos. La precisión literaria a la hora de describir lo que queremos transmitir es fundamental.

2 Plantea un problema

Como decíamos antes, el problema es la parte más importante del cuento. Éste, se encuentra en el nudo y es lo que hace que el lector quiera seguir leyendo para descubrir cómo se va solucionando un problema que al principio tiene difícil solución.

3 Que se lea de una vez

Cuanto más corto es un libro, más fácil es que el lector termine de leerlo. Al igual que cuando ves una película, si sigues la historia sin interrupciones, conectas mejor con los personajes y con la trama.

4 Da pistas sutiles

A medida que transcurre la historia, ir dejando rastros casi imperceptibles de cómo se van solucionando los problemas es un talento muy valorado. Esto nos lleva por dos caminos: puedes unir todas las pistas al final y dar la solución al lector en el desenlace o puedes crear una historia paralela que se mantenga en segundo plano y resalte al final como elemento sorpresivo.

5 Uso del lenguaje

El correcto uso del lenguaje es fundamental. Mantener una estructura y una forma de escribir homogénea durante todo el relato que demuestre que el narrador es un mismo autor. Un cuento, al ser un relato corto, hace que pierda intensidad si parece estar escrito por distintas personas. Además de seguir una misma línea semántica y sintáctica, es imporante que el estilo siga un patrón continuado en le léxico. Las historias suelen guiarnos por sí solas de cómo debemos ir narrando el entramado, por lo que es relativamente fácil seguir estos patrones literarios.

6 Escribe sin miedo

No subestimes a tus lectores. No es necesario que les expliques todo lo que quieres transmitir, porque son capaces de absorber todo lo que estás diciendo aunque no lo expreses literalmente.

7 Los personajes se describen ellos mismos

El lector no quiere perder el tiempo con detalles de la personalidad de cada personaje. Los personajes muestran cómo son con sus actuaciones y con sus diálogos. Los lectores tienen el derecho y la obligación de hacer trabajar a su imaginación creando a los personajes.

8 Ilustra el cuento

Cuando cuentas un cuento, es como si vas rellenando un libro en blanco en la cabeza del lector. Le adentras en tu mundo, al lugar donde quieres que llegue. Y, para eso, además de las herramientas literarias, están los elementos visuales que acercan a nuestros lectores a lo que queremos que visitien. Siempre hay que dejar margen para su imaginación, pero no tengas miedo de guiarle por el camino. Recursos literarios como metáforas ayudarán a entender cosas sin cansar con aburridas explicaciones.

9 Cada palabra es importante

Desde la primera frase hasta la última tienen una fuerza muy importante para atrapar al lector. No olvides de cuidar y mimar cada parte del cuento porque hará que sumerjamos al lector en nuestra historia y le dejemos con un gran sabor de boca al terminar. No olvides que un cuento comienza con un buen título que atraiga al lector.

10 Disfruta

Escribe disfrutando. Plasma lo que quieres transmitir. No te ciegues por miedos u opiniones. Tu cuento es tuyo y tienes derecho de llevar al lector a donde quieras. Da igual el tipo de cuento, tu estilo y tu objetivo no deben variar. No permitas que te roben la vocación. Disfruta escribiendo y disfruta imaginando. Disfruta compartiendo tus historias y disfruta cómo disfrutan los demás de ellas. Disfruta compartiendo tus cuentos en Donatexter.

Cómo escribir un cuento paso a paso

Ya tenemos la idea. Vamos a por los rasgos que van a hacer de nuestro cuento una obra de arte:

  • Crea una buena introducción.
  • Busca un punto en el que comenzar la acción con el que se va a desencadenar el nudo.
  • Desarrolla la trama creciendo en intensidad.
  • Después de llegar al punto cumbre de la historia, allana el camino hacia un buen desenlace que no sea lento.
  • Crea un final que no deje con mal sabor de boca al lector. Puedes dejarle satisfecho con un final que le guste o puedes dejarle con ganas de más: si consigues cualquiera de esos dos finales, habrás conseguido el éxito.

Tips para escribir un cuento

Si no sabes cómo escribir un cuento y, además, que sea un cuento de calidad, os vamos a dar las claves para escribir un cuento bien escrito que sorprenda y guste a vuestros lectores:

Buscando ideas

La inspiración es caprichosa y no siempre llega cuando la buscas. Por ello, lleva siempre una libreta a mano para anotar ideas que te puedan aparecer ante acontecimientos cotidianos.

Si aun así no llegan a ti las ideas, trata de hacer una lluvia de ideas. Y si por lo que sea sigues negado ante la inspiración, piensa en tu entorno: familia, amigos, vecinos, compañeros…

Arqueotipos

Un buen recurso y muy sencillo es el de usar personajes típicos como protagonistas, antagonistas o personajes secundarios. Los diez personajes más usados en los cuentos son: el héroe, el bandido/ ladrón, el mago, una persona común, el sabio, el aventurero, un animal u objeto humanizado, un monstruo, el gobernador y el gracioso.

Personajes

Los personajes deben ser pocos pero imprescindibles. Su presencia en la obra tiene que ser fundamental.

Título

Un título que atraiga la atención de tu público hace que tengas la mitad del éxito asegurado. Si consigues que elija tu obra por el título, ya sólo te falta que tu historia le guste.

El tema

Como ya hemos dicho, debe haber solo un hilo conductor de la historia. Debes centrarte y ser conciso a la hora de definir la trama.

Giros inesperados

Herramienta imprescindible para atrapar y no soltar a tu lector. Un vuelco en la historia hace que la atención aumente queriendo continuar con el relato sin perder detalle.

Moralejas

Un cuento con una buena moraleja o que te invite a la reflexión siempre da un punto extra respecto a un final feliz sin ningún aprendizaje para nuestro público.

Los mejores cuentos de 2021:

Si quieres leer los mejores cuentos publicados en Donatexter, te dejamos 3 que no te dejarán indiferente, aunque hay más en la categoría de cuentos. Son cuentos sin autor conocido (al menos de momento) pero muy buenos. Los cuentos que nadie conoce tienen más posibilidades de sorprenderte porque partes sin ideas preconcevidas ni expectaciones.