¬ŅQu√© es la poes√≠a? Caracter√≠sticas, tipos y ejemplos.

En este post te explicamos qué es la poesía y su origen, qué tipos hay, sus características y varios ejemplos para que te quede claro su significado. Además, te dejamos algunas curiosidades que te van a gustar.

La poesía es la belleza hecha palabras.

Donatexter.

Qué es la poesía

Poesía eres tu.

Gustavo Adolfo Bécquer.

Pero, dejando a un lado la definición poética (nunca mejor dicho), y siendo un poco más concretos, la poesía podría definirse como un género literario (siendo puristas, es un subgénero literario, ya que pertenece al género literario lírico junto a las oda, sonetos, elegía, égloga sátira, himnos y canciones) que se diferencia de los demás por ser el más depurado, cuidado y elaborado, que expresa, por medio de la palabra, los sentimientos, emociones y reflexiones del ser humano en temas como el amor, la belleza, la vida, la muerte o la naturaleza. Para ello, utiliza recursos poéticos con los que agranda las fronteras del lenguaje.

La poesía puede estar escrita en verso pero también en prosa. Es cierto que cuando se habla de poesía, vienen a la mente esas rimas que se van encadenando y dan armonía a un poema aunque no hay que olvidar que se puede escribir realmente bonito sin necesidad de buscar esa identidad sonórica.

Origen de la poesía

La palabra poes√≠a viene del lat√≠n pońďsis y, √©sta, a su vez, del griego ŌÄőŅŠĹ∑ő∑ŌÉőĻŌā (po√≠esis), que significa ‚Äėmaterializar‚Äô.

Al principio, la poes√≠a s√≥lo se escrib√≠a en verso, estando regida por la m√©trica. Seg√ļn esta m√©trica, los versos de cada poema se formaban por un n√ļmero determinado y fijo de s√≠labas, con rimas y acentos que daban un ritmo y conformaban un tipo de poema particular: cuarteto, copla, redondilla, seguidilla‚Ķ

Actualmente, los autores escriben con mayor libertad, dejando las rimas a un lado y sirviéndose de ese verso libre para buscar su propio ritmo sin ataduras y ofrecer a su lector la belleza de sus palabras desde la flexibilidad métrica.

¬ŅPor qu√© la poes√≠a es importante?

La poesía es la herramienta que tiene el corazón para transformar los latidos en palabras.

Donatexter.

La importancia de la poesía reside en que gracias a ella podemos expresar emociones y utilizar el lenguaje de una forma libre. A diferencia de la narrativa, la poesía nos otorga a los escritores la libertad de apropiarnos del lenguaje para resignificarlo.

Características de la poesía

Las características de la poesía la diferencian de los demás estilos literarios,convirtiéndose en el más especial y bello de todos. Cuando uno descubre qué es la poesia y sus características, se enamora de esta forma de entender la literatura tan mágica. Las caracteristicas de los poemas, que conforman la poesía en sí, tiene como principales atributos:

  • Es un g√©nero literario.
  • Puede escribirse en verso o en prosa.
  • Usa recursos po√©ticos.
  • Su tem√°tica es variada y puede ser de cualquier cosa.
  • La interpretaci√≥n es libre y variada.
  • El poema es el medio para transmitirla.
  • Puede tener o no m√©trica y rima.
  • Ha evolucionado con el paso del tiempo.
  • Toda la poes√≠a est√° impregnada de subjetividad: es su esencia.

Tipos de poesía

La poesía puede clasificarse de distintas formas.

Tipo de poes√≠a seg√ļn su contenido:

Poesía épica

Cuenta sucesos y acontecimientos pasados, que pueden ser reales o no y hacen referencia a haza√Īas de h√©roes y batallas √©picas. Este tipo de poes√≠a se subdividi√≥ en algunos subg√©neros como son los cantares de gesta o las epopeyas.

Como ejemplo, tenemos: ‚ÄėLa Eneida‚Äô, de Virgilio o ‚ÄėLa Odisea‚Äô, de Homero.

Poesía lírica

Habla de sentimientos profundos y reflexiones internas. Su nombre se debe a que, antiguamente, los poemas sol√≠an recitarse acompa√Īados de una lira, el instrumento musical de cuerda.

El ejemplo cl√°sico es ‚ÄėOda a Afrodita‚Äô, de Safo.

Poesía dramática

Cuenta sucesos y acontecimientos e incluye la propia historia einteracción de los personajes mediante diálogos.

Hablar de poes√≠a dram√°tica, es hablar de ‚ÄėLa Divina Comedia‚Äô, de Dante Alighieri.

Tipo de poes√≠a seg√ļn su rima:

La rima es la repetición de los sonidos finales de dos o más versos en un poema.

Poesia con rima consonante

Cuando se repiten todos los sonidos (vocales y consonantes) a partir de la √ļltima vocal acentuada, la rima se llama rima consonante.

La primavera ha venido,

nadie sabe cómo ha sido.

Antonio Machado.

Poesía con rima asonante

En la rima asonante se repiten las vocales de las palabras espec√≠ficamente a partir de la √ļltima vocal t√≥nica del verso, las consonantes pueden variar.

Pasó un día y otro día,

un mes y otro mes pasó,

y un a√Īo pasado hab√≠a:

más de Flandes no volvía

Diego, que a Flandes partió.

José Zorrilla.

Poesía verso libre

El verso libre es una forma de expresión poética que se caracteriza por su alejamiento intencionado de las pautas de rima y metro que predominaron en la poesía occidental hasta finales del siglo XIX. Da una mayor libertad al poeta para desarrollar su creatividad.

Curiosidades sobre la poesía

El día 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía, el cual fue propuesto por la Unesco en 1999, con la finalidad de destacar la poesía como una manifestación cultural creativa e innovadora.

El Emperador Qianlong (1711-1799) aprob√≥ una ley, seg√ļn la cual, los autores que escrib√≠an poemas tristes eran condenados a la pena de muerte.

Seg√ļn un an√°lisis de unos 3.700 poemas de poetas rusos, se demostr√≥ que el √°rbol m√°s po√©tico es el abedul que es mencionado en 84 poemas. En segundo lugar est√° el pino, que est√° presente en 51 poemas y, en el tercer lugar, se sit√ļa el roble con 48 poemas.

Francesco Petrarca es un poeta italiano del Renacimiento que es famoso por los sonetos que dedic√≥ a su amada, Laura. Lo curioso de la historia es que Petrarca vio a Laura s√≥lo una vez en su vida‚Ķ y la vio de lejos. Durante 21 a√Īos la dedic√≥ poemas de amor, incluso despu√©s de que Laura se casara y tuviera 11 hijos con su marido.

En Letonia, antes de abrir los regalos navide√Īos, es costumbre recitar un poema. De hecho, el lema navide√Īo de Letonia es ¬ęUn regalo, un poema¬Ľ.

Diferencia entre poesía y…

Diferencia entre poema y poesía

Poes√≠a¬†y¬†poema¬†son dos t√©rminos que suelen confundirse, debido a que ‚Äėpoes√≠a‚Äô puede ser usado como sin√≥nimo de ‚Äėpoema‚Äô, pero no al rev√©s.

Su diferencia radica fundamentalmente en su significado: la primera es un arte y el segundo, el resultado de ese arte.

Poesía y poema es lo mismo, pero poema y poesía no.

Diferencia entre poesía y verso

Un verso es un elemento de la poesía o un poema.

Hay tres tipos de versos, que a su vez condicionan a los poemas que pertenecen:

  • Cl√°sicos: sometidos a rima y m√©trica.
  • Blancos: sometidos solo a la rima.
  • Libres: no tienen ni m√©trica, ni rima. S√≥lo considera la distribuci√≥n de los acentos que le proporcionan un ritmo interno.

Por tanto, puede resumirse en que la poesía es el proceso en el que los versos son las líneas del producto final, que se llama poema.

Diferencia entre la poesía y otros géneros literarios

La poesía se distingue de otros géneros literarios como la narrativa, el ensayo y la dramaturgia básicamente porque la poesía no narra un relato (narrativa), no discurre sobre un tema (ensayo), ni reproduce una situación frente al lector (dramaturgia).

Diferencia entre la poesía y la prosa

La prosa está escrita de forma libre, mientras que el verso debe cumplir ciertas medidas y cadencia. La prosa no necesariamente debe rimar, mientras que en el verso la rima es fundamental (aunque no siempre es necesaria). En la prosa no hay métrica, en cambio en los versos se toma en cuenta la cantidad de sílabas de cada frase.

Poesías que no conocías

La poesía sin autor conocido o, mejor dicho, poco conocido es un arte que ha nacido y explotado con la llegada de las nuevas tecnologías. Ahora, todo el mundo puede compartir sus versos en sus redes sociales o poemas en webs de escritura como Donatexter.

Por ello, ahora es m√°s f√°cil encontrar mucha variedad de gente que escribe muy bonito y lo comparte con el mundo generosamente. Aqu√≠ puedes leer las √ļltimas aportaciones de nuestros poetas en Donatexter.

Poemas m√°s bonitos y famosos del mundo

¬ŅQu√© es poes√≠a?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.

¬ŅQu√© es poes√≠a? ¬ŅY tu me lo preguntas? Poes√≠a... eres t√ļ.

Cultivo una rosa blanca

en junio como enero

para el amigo sincero

que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

el corazón con que vivo,

cardo ni ortiga cultivo;

cultivo la rosa blanca.

Me gustas cuando callas porque est√°s como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas est√°n llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sue√Īo, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y est√°s como distante.
Y est√°s como quej√°ndote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una l√°mpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque est√°s como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Dichoso el √°rbol, que es apenas sensitivo,

y m√°s la piedra dura porque esa ya no siente,

pues no hay dolor m√°s grande que el dolor de ser vivo,

ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

 

Ser y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,

y el temor de haber sido y un futuro terror...

Y el espanto seguro de estar ma√Īana muerto,

y sufrir por la vida y por la sombra y por

 

lo que no conocemos y apenas sospechamos,

y la carne que tienta con sus frescos racimos,

y la tumba que aguarda con sus f√ļnebres ramos,

 

¡y no saber adónde vamos,

ni de dónde venimos!...

Volver√°n las oscuras golondrinas

en tu balcón sus nidos a colgar,

y otra vez con el ala a sus cristales

jugando llamar√°n.

 

Pero aquellas que el vuelo refrenaban

tu hermosura y mi dicha a contemplar,

aquellas que aprendieron nuestros nombres…

¡esas… no volverán!

 

Volver√°n las tupidas madreselvas

de tu jardín las tapias a escalar,

y otra vez a la tarde a√ļn m√°s hermosas

sus flores se abrir√°n.

 

Pero aquellas, cuajadas de rocío

cuyas gotas mir√°bamos temblar

y caer como lágrimas del día…

¡esas… no volverán!

 

Volverán del amor en tus oídos

las palabras ardientes a sonar,

tu coraz√≥n de su profundo sue√Īo

tal vez despertar√°.

 

Pero mudo y absorto y de rodillas

como se adora a Dios ante su altar,

como yo te he querido‚Ķ; deseng√°√Īate,

¡así… no te querrán!

Con diez ca√Īones por banda,

viento en popa, a toda vela,

no corta el mar, sino vuela,

un velero bergantín.

Bajel pirata que llaman,

por su bravura, El Temido,

en todo mar conocido,

del uno al otro confín.

 

La luna en el mar riela,

en la lona gime el viento,

y alza en blando movimiento

olas de plata y azul;

y ve el capit√°n pirata,

cantando alegre en la popa,

Asia a un lado, al otro Europa,

y all√° a su frente Estambul:

 

¬ęNavega, velero m√≠o,

sin temor,

que ni enemigo navío

ni tormenta, ni bonanza

tu rumbo a torcer alcanza,

ni a sujetar tu valor.

 

Veinte presas

hemos hecho

a despecho

del inglés,

y han rendido

sus pendones

cien naciones

a mis pies.¬Ľ

 

Que es mi barco mi tesoro,

que es mi dios la libertad,

mi ley, la fuerza y el viento,

mi √ļnica patria, la mar.

 

¬ęAll√° muevan feroz guerra,

ciegos reyes

por un palmo m√°s de tierra;

que yo aquí tengo por mío

cuanto abarca el mar bravío,

a quien nadie impuso leyes.

 

Y no hay playa,

sea cualquiera,

ni bandera

de esplendor,

que no sienta

mi derecho

y dé pecho

a mi valor.¬Ľ

 

Que es mi barco mi tesoro,

que es mi dios la libertad,

mi ley, la fuerza y el viento,

mi √ļnica patria, la mar.

 

A la voz de ¬ę¬°barco viene!¬Ľ

es de ver

como vira y se previene,

a todo trapo a escapar;

que yo soy el rey del mar,

y mi furia es de temer.

 

En las presas

yo divido

lo cogido

por igual;

solo quiero

por riqueza

la belleza

sin rival.

 

Que es mi barco mi tesoro,

que es mi dios la libertad,

mi ley, la fuerza y el viento,

mi √ļnica patria, la mar.

 

¬°Sentenciado estoy a muerte!

Yo me río;

no me abandone la suerte,

y al mismo que me condena,

colgaré de alguna entena,

quizá en su propio navío.

 

Y si caigo,

¬Ņqu√© es la vida?

Por perdida

ya la di,

cuando el yugo

del esclavo,

como un bravo,

sacudí.

 

Que es mi barco mi tesoro,

que es mi dios la libertad,

mi ley, la fuerza y el viento,

mi √ļnica patria, la mar.

 

Son mi m√ļsica mejor

aquilones,

el estrépito y temblor

de los cables sacudidos,

del negro mar los bramidos

y el rugir de mis ca√Īones.

 

Y del trueno

al son violento,

y del viento

al rebramar,

yo me duermo

sosegado,

arrullado

por el mar.

 

Que es mi barco mi tesoro,

que es mi dios la libertad,

mi ley, la fuerza y el viento,

mi √ļnica patria, la mar.

La luna vino a la fragua

con su polisón de nardos.

El ni√Īo la mira mira.

El ni√Īo la est√° mirando.

 

En el aire conmovido

mueve la luna sus brazos

y ense√Īa, l√ļbrica y pura,

sus senos de duro esta√Īo.

 

Huye luna, luna, luna.

Si vinieran los gitanos,

harían con tu corazón

collares y anillos blancos.

 

Ni√Īo d√©jame que baile.

Cuando vengan los gitanos,

te encontrar√°n sobre el yunque

con los ojillos cerrados.

 

Huye luna, luna, luna,

que ya siento sus caballos.

Ni√Īo d√©jame, no pises,

mi blancor almidonado.

 

El jinete se acercaba

tocando el tambor del llano.

Dentro de la fragua el ni√Īo,

tiene los ojos cerrados.

 

Por el olivar venían,

bronce y sue√Īo, los gitanos.

Las cabezas levantadas

y los ojos entornados.

 

¡Cómo canta la zumaya,

ay como canta en el √°rbol!

Por el cielo va la luna

con el ni√Īo de la mano.

 

Dentro de la fragua lloran,

dando gritos, los gitanos.

El aire la vela, vela.

el aire la est√° velando.

I

En una noche pavorosa, inquieto

releía un vetusto mamotreto

cuando creí escuchar

un extra√Īo ruido, de repente

como si alguien tocase suavemente

a mi puerta: ¬ęVisita impertinente

es, dije y nada m√°s ¬Ľ .

 

II

¬°Ah! me acuerdo muy bien; era en invierno

e impaciente medía el tiempo eterno

cansado de buscar

en los libros la calma bienhechora

al dolor de mi muerta Leonora

que habita con los √°ngeles ahora

¬°para siempre jam√°s!

 

III

Sent√≠ el sede√Īo y crujidor y el√°stico

rozar de las cortinas, un fant√°stico

terror, como jam√°s

sentido había y quise aquel ruido

explicando, mi espíritu oprimido

calmar por fin: ¬ęUn viajero perdido

es, dije y nada m√°s ¬Ľ.

 

IV

Ya sintiendo m√°s calma: ¬ęCaballero

exclamé, o dama, suplicaros quiero

os sirv√°is excusar

mas mi atención no estaba bien despierta

y fue vuestra llamada tan incierta‚Ķ¬Ľ

Abrí entonces de par en par la puerta:

tinieblas nada m√°s.

 

V

Miro al espacio, exploro la tiniebla

y siento entonces que mi mente puebla

turba de ideas cual

ning√ļn otro mortal las tuvo antes

y escucho con oídos anhelantes

¬ęLeonora ¬Ľ unas voces susurrantes

murmurar nada m√°s.

 

VI

Vuelvo a mi estancia con pavor secreto

y a escuchar torno p√°lido e inquieto

m√°s fuerte golpear;

¬ęalgo, me digo, toca en mi ventana,

comprender quiero la se√Īal arcana

y calmar esta angustia sobrehumana ¬Ľ:

¬°el viento y nada m√°s!

 

VII

Y la ventana abrí: revolcando

vi entonces un cuervo venerando

como ave de otra edad;

sin mayor ceremonia entró en mis salas

con gesto se√Īorial y negras alas

y sobre un busto, en el dintel, de Palas

posóse y nada más.

 

VIII

Miro al p√°jaro negro, sonriente

ante su grave y serio continente

y le comienzo a hablar,

no sin un dejo de intención irónica:

¬ęOh cuervo, oh venerable ave anacr√≥nica,

¬Ņcu√°l es tu nombre en la regi√≥n plut√≥nica? ¬Ľ

Dijo el cuervo: ¬ęJam√°s ¬Ľ.

 

IX

En este caso al par grotesco y raro

maravilléme al escuchar tan claro

tal nombre pronunciar

y debo confesar que sentí susto

pues ante nadie, creo, tuvo el gusto

de un cuervo ver, posado sobre un busto

con tal nombre: ¬ęJam√°s ¬Ľ.

 

X

Cual si hubiese vertido en ese acento

el alma, calló el ave y ni un momento

las plumas movió ya,

¬ęotros de m√≠ han huido y se me alcanza

que √©l partir√° ma√Īana sin tardanza

como me ha abandonado la esperanza ¬Ľ;

dijo el cuervo: ¬ę¬°Jam√°s! ¬Ľ

 

XI

Una respuesta al escuchar tan neta

me dije, no sin inquietud secreta,

¬ęEs esto nada m√°s.

Cuanto aprendió de un amo infortunado,

a quien tenaz ha perseguido el hado

y por solo estribillo ha conservado

¬°ese jam√°s, jam√°s! ¬Ľ

 

XII

Rodé mi asiento hasta quedar enfrente

de la puerta, del busto y del vidente

cuervo y entonces ya

reclinado en la blanda sedería

en ensue√Īos fant√°sticos me hund√≠a,

pensando siempre que decir querría

aquel jam√°s, jam√°s.

 

XIII

Largo tiempo quedéme así en reposo

aquel extra√Īo p√°jaro ominoso

mirando sin cesar,

ocupaba el div√°n de terciopelo

do juntos nos sentamos y en mi duelo

pensaba que Ella, nunca en este suelo

lo ocuparía más.

 

XIV

Entonces parecióme el aire denso

con el aroma de quemado incienso

de un invisible altar;

y escucho voces repetir fervientes:

¬ęOlvida a Leonor, bebe el nepenthes

bebe el olvido en sus letales fuentes ¬Ľ;

dijo el cuervo: ¬ę¬°Jam√°s! ¬Ľ

 

XV

¬ęProfeta, dije, augur de otras edades

que arrojaron las negras tempestades

aquí para mi mal,

huésped de esta morada de tristura,

dí, fosco engendro de la noche oscura,

si un b√°lsamo habr√° al fin a mi amargura ¬Ľ:

dijo el cuervo: ¬ę¬°Jam√°s! ¬Ľ

 

XVI

¬ęProfeta, dije, o diablo, infausto cuervo

por Dios, por mí, por mi dolor acerbo,

por tu poder fatal

dime si alguna vez a Leonora

volveré a ver en la eternal aurora

donde feliz con los querubes mora ¬Ľ;

dijo el cuervo: ¬ę¬°Jam√°s! ¬Ľ

 

XVII

¬ęSea tal palabra la postrera

retorna a la plut√≥nica rivera,¬Ľ

grit√©: ¬ę¬°No vuelvas m√°s,

no dejes ni una huella, ni una pluma

y mi espíritu envuelto en densa bruma

libra por fin el peso que le abruma! ¬Ľ

dijo el cuervo: ¬ę¬°Jam√°s! ¬Ľ

 

XVIII

Y el cuervo inm√≥vil, f√ļnebre y adusto

sigue siempre de Palas sobre el busto

y bajo mi fanal,

proyecta mancha l√ļgubre en la alfombra

y su mirada de demonio asombra…

¬°Ay! ¬ŅMi alma enlutada de su sombra

se librar√°? ¬°Jam√°s!

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho m√°s que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho m√°s que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni c√°ndida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no est√° sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho m√°s que dos.

Ayer naciste y morir√°s ma√Īana.

Para tan breve ser, ¬Ņqui√©n te dio vida?

¬ŅPara vivir tan poco est√°s lucida,

y para no ser nada est√°s lozana?

 

Si te enga√Ī√≥ su hermosura vana,

bien presto la ver√°s desvanecida,

porque en tu hermosura est√° escondida

la ocasión de morir muerte temprana.

 

Cuando te corte la robusta mano,

ley de la agricultura permitida,

grosero aliento acabar√° tu suerte.

 

No salgas, que te aguarda alg√ļn tirano;

dilata tu nacer para tu vida,

que anticipas tu ser  para tu muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.