Tras la puerta de tinta.

En una ciudad europea, cuyas calles adoquinadas susurran historias de siglos pasados, se erige una librería que desafía el paso del tiempo: «El Ojo que Todo lo Ve». Este santuario del conocimiento, iluminado por la luz temblorosa de las farolas, alberga tomos que narran leyendas y cartografían reinos ya desvanecidos en la memoria del hombre.

Una noche, un joven entusiasta de los misterios, Leo, traspasó el umbral de la librería en busca de un ejemplar esquivo. El librero, un hombre cuya edad parecía tan indescifrable como los enigmas que guardaban sus libros, le entregó un volumen de aspecto ancestral: «El Libro de las Sombras», marcado con un símbolo arcano en su cubierta.

Con cada página que Leo devoraba, su corazón latía más fuerte al reconocer su propia vida plasmada en el papel con una precisión desconcertante. La narración, sin embargo, concluía invariablemente en la misma escena: la visita a la librería. Al alzar la vista en busca de respuestas, descubrió que el librero había desaparecido en el silencio de la noche.

Las puertas se cerraron con un eco sordo, y las sombras se adueñaron del lugar. Leo, ahora prisionero de un enigma viviente, percibió una presencia que se deslizaba entre las estanterías, murmurando nombres de aquellos que, antes que él, habían osado leer el libro.

Recordando un fragmento del texto, Leo inició un ritual arcaico para liberar las almas atrapadas. Con tinta negra trazó símbolos en el suelo y pronunció palabras que resonaban con el poder de los antiguos. Al completar el encantamiento, las sombras se disolvieron como niebla al amanecer, y la realidad volvió a imponerse.

Al salir a la calle, la librería había desvanecido, dejando tras de sí solo un parque solitario. Leo, con el aliento de la libertad acariciando su rostro, jamás logró discernir si lo vivido fue un sueño o una advertencia. Pero cada vez que pasa por aquel lugar, un escalofrío le recuerda que hay misterios que deben permanecer sellados en las páginas del tiempo.

En Donatexter trabajamos con la plataforma de Amazon usando su programa de afiliados donde, al adquirir productos a través de los enlaces de esta página, podemos recibir una pequeña comisión que nos ayuda al mantenimiento de la web.

Por tanto, en calidad de Afiliado de Amazon, Donatexter obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

Importante: estas comisiones no te afectan en nada ni tienen un coste adicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *