Autor del texto: Dani H

Zurdos y diestros



Querida mente prejuiciosa:

Desde pequeño, siempre me enseñaron que en el mundo había dos grandes grupos: los que escriben con la izquierda y los que lo hacen con la derecha. Además de ellos, había otro pequeño grupo de indecisos que unas veces escribían con una mano y otras, con la otra. Yo siempre he sido zurdo y, en mi familia, siempre se ha sido zurdo. Aunque me imagino que la genética puede tener algo que ver, está claro que es la parte social lo que más afecta.

Hace unos años, comencé a darme cuenta de que, por el hecho de escribir con la izquierda, no afectaba al hecho de poder ser diestro de ojo o al usar una pierna. Y eso me hizo reflexionar, porque no hay nada absoluto en la vida.

Cuando eres joven, ves claramente cómo crear un mundo ideal y lo fácil que sería conseguirlo. Pero, poco a poco, te vas dando cuenta de que las cosas en la realidad no son cómo se habían construido en tu mente. Y que lo que antes era innegociablemente cierto, ahora ya no lo es tanto. Por eso, comienzas a ver que no todo es blanco o negro, que no todos encajan en zurdos y diestros. Hay gente que pertenece a los dos, que no quiere pertenecer a ninguna porque le es indistinto y gente que cree pertenecer a uno cuando no sabe ni lo que es.
En consecuencia, ahora me veo como una persona capaz de escribir con la izquierda, pero ver con el ojo derecho. Que siente con el lado izquierdo del corazón, pero razona con el derecho del cerebro. Nunca me ha gustado encasillar a nadie, mucho menos a mí. Pero, cuando hablas con alguien, y le muestras uno de tus lados de los millones de aristas que tiene tu ser, es fácil que extrapole esas aristas de ese lado que ha visto (o que ha podido vislumbrar) al resto de tu personalidad.

Por eso, no se debe juzgar nunca por una idea, porque somos una infinidad de pensamientos.




Página: /
Etiquetas: zurdo, diestro, izquierda, derecha, política, politica, pensamiento, prejuicios, Fecha de creación: 2020-05-14
22 8 0
¡Califica ya este texto!
Facebook Twitter

Tabla de comentarios

Lorena Veliz

Es una bella reflexión teniendo en cuenta que las etiquetas no definen sino que cada ser humano es en si esencia de mucho más.

Autores relacionados

x
This website is using cookies. Más info. Acepto