Autor del texto: Stonergëk ~ DON

La Piedad de Ceres 1.1



Capítulo 1. Cuaderno de Bitácora


Me llamo Nicolás Báxter, científico jefe de la multinacional X-Empire. Hoy es jueves 21 de Febrero del año 2089 en la Tierra, mi planeta natal. Aún no me acostumbro a que el tiempo no funcione igual en casa como en el resto del sistema solar, es extraño y fascinante a la vez. Me dirijo hacia el planeta enano Ceres donde se encuentra la prisión de Gam-og. He sido elegido entre un selecto grupo de personas para investigar el comportamiento de los prisioneros y realizar un exhaustivo estudio. O al menos eso me han dicho, pues no han dado detalles, tan solo me enviaron una carta certificada a mi laboratorio de Houston en Texas con el sello de Red Moon. Desde que vi el dichoso símbolo supe que esta misión no iba a ser agradable, pero mi deber como hombre de ciencia es más fuerte que unas absurdas premoniciones.


El arca que me transporta es amplia y cada pasajero tiene su propia habitación. Me acompañan dos de los mejores investigadores que he conocido hasta la fecha; la experta en neuromedicina  Beatriz Miller y el alemán Claudius Weber, investigador jefe de biotecnología. Yo por mi parte, lidero varios grupos de científicos en curas experimentales para enfrentar las enfermedades extraterrestres. Estos últimos años hemos tenido varios brotes, un meteorito provocó la muerte de varias tribus del sur de áfrica por tubulitis. A pesar del estúpido nombre, es mortal e incurable. Se cree que proviene de Júpiter, pero aun está siendo investigada. Otra cepa surgió en China, la mutólisis. Este mal fue hallado en el año 2045 durante nuestro primer viaje presencial a Marte y produce horribles mutaciones en los huéspedes. Sin embargo, ya hay un remedio en fase experimental que está resultando ser un éxito en 3 de cada 5 casos.

La población en la Tierra está alcanzado su culmen, ahora toca colonizar otros planetas en pos del bien común. Aún no hemos encontrado vida alienígena que pueda desafiar nuestra tecnología, aunque no se descarta esta posibilidad. Marte está siendo poblado a pasos  agigantados, en cambio otros como Júpiter y Venus, se resisten al avance del Hombre en el espacio.

Pero basta de hablar de otros planetas y centrémonos en Ceres. Después de mucho debate, se catalogó Ceres como un planeta pequeño y dejó de ser un asteroide inmenso. La superficie se halla completamente congelada,  pero se ha descubierto que dentro de esa capa se encuentra un núcleo rocoso habitable. La construcción de Gam-Og fue una auténtica maravilla, una obra de arte con un propósito terrible. Encerrar a la peor calaña humana bajo una corteza helada. Por cierto, Gam-Og significa prisión en coreano, muy originales estos asiáticos.

Estoy realmente ansioso por ver las instalaciones y conocer a los sujetos de pruebas. Escribiré en este cuaderno todos mis avances y descubrimientos a modo de bitácora. Espero que mi esposa y mis hijas estén bien, no llevo ni un día fuera y ya las echo de menos. No os preocupéis chicas, volveré enseguida.



A través de las grandes esclusas plateadas se podía ver el pequeño planeta blanco. Los geiseres de vapor ocupaban la mayor parte de la superficie, acompañados de  pequeños montículos de hielo que se destruían y creaban constantemente. La visión era realmente aterradora, un desierto congelado que guardaba un secreto igualmente terrible. 


Página: /
Etiquetas: Relato, RelatoEspacial, Stonergëk, Libro, cienciaficcion, Fecha de creación: 2020-12-30
13 4 0
¡Califica ya este texto!
Facebook Twitter

Tabla de comentarios

¡Aún no hay ningún comentario, sé el primero!

Autores relacionados

x
This website is using cookies. Más info. Acepto