Autor del texto: Stonergëk ~ DON

La Piedad de Ceres 2.5

Claudius se quedó inspeccionando más a fondo a Hidra. Insistió en que no podía perder ni un segundo más de su trabajo y que debía comenzar con el proyecto, el cual yo aún desconocía, de inmediato. Christopher le brindó un artefacto del todo curioso, unas gafas de aumento, tanto lejano cómo próximo, que permitían escanear los especímenes en las cubetas y tener al momento los datos que manejaba la computadora de Hidra. La devoción del alemán por los utensilios y la experimentación me ponía los pelos de punta, aunque sentía cierto respeto por aquella obsesión.

Los tres abandonamos el “Laboratorio Hidra” a paso ligero y dejamos a Claudius con su romance de verano. En la puerta nos esperaba la pequeña Iris, estaba vestida con un traje de color violeta. Recordé que ese color no pertenecía a ninguna de las categorías, aunque siendo hija de Christopher, imaginé que podría llevar el color que le viniese en gana.

 - Hola, cariño. ¿Qué haces aquí? – Preguntó Christopher con ternura acercándose a la chica y poniéndose a su altura.

- Quería jugar y todos los niños están en clase – contestó la niña bajando la mirada. A los pocos segundos, levantó la vista y la clavó en mí. No me había fijado hasta entonces, pero tenía unos penetrantes ojos verdes. Su mirada era tan intensa que no pude contenerla mucho tiempo. Busqué consuelo en Bea.

- Tengo muchas ganas de ver ese supuesto hábitat, ¿y tú? – Pregunté intentando evadir aquella situación.

- Desde luego, seguro que Hidra no es lo mejor que el señor Alastor puede ofrecernos. – Acabó la frase con un tono burlón de provocación.

Christopher agarró a Iris de la mano y volviendo su enorme estatura, se volvió hacia nosotros. – Tenga claro, doctora Miller, que Gam-Og tiene muchas sorpresas. Algunas agradables, otras fascinantes y otras… No se deje llevar por las apariencias, recuerde que se encuentra en una cárcel de máxima seguridad.

Bea endureció el gesto.- No lo olvido. Al menos nosotros no somos los presos. ¿Verdad, señor Alastor?

 - Por supuesto que no. Ustedes están aquí para trabajar – hizo una pausa y lanzó un suspiro.- Avancemos, el señor Weber ya ha encontrado su lugar en el complejo, pronto se encontrará con algunos de los técnicos de Hidra. Ahora les toca a ustedes.



Página: /
Etiquetas: cienciaficcion, espacio, LaPiedaddeceres, stonergëk, futurista, Fecha de creación: 2021-02-11
1 0 0
¡Califica ya este texto!
Facebook Twitter

Tabla de comentarios

¡Aún no hay ningún comentario, sé el primero!

Autores relacionados

x
This website is using cookies. Más info. Acepto