Autor del texto: Adrian_24_005

Una noche mas


Caliente, Seductor, ojos castaños y un físico tremendamente bueno. 

Así era Dylan Martínez, un joven universitario de 19 años a quien la vida siempre le había sonreído. 

Era culto, sensible, divertido… Vamos lo que a todas las chicas les volvía loca, tenía a un montón de chicas por detrás y… bueno algún que otro chico también. Era atento, inteligente y sabía hablar y relacionarse muy bien. Pero había una cosa que le gustaba y que nadie sabía. 

El sexo. 

Sexo caliente y morboso

Por las noches se solía ir al club Jalea de intercambio de parejas para disfrutar del sexo caliente, ya sea sólo o con alguien es especial. Le encantaba todo tipo de sexo:

-Telefónico

-Tántrico

-Trios

-Dogging 

-Tradicional

Y todo cuanto puedas imaginar, pero nadie lo sabía excepto Agnes, una morena de 1.70 ojos castaños con la que acudía de vez en cuando al club Jalea junto a él, a los dos les gustaba la misma clase de sexo, pero aparte de morbo sentían una atraccion muy grande el uno por el otro, y aunque los dos lo sabían no querían tener nada para no estropear su bonita amistad. 

-Hoy es viernes 2 de abril y me estoy preparando para los exámenes finales de mi carrera, estoy estudiando para ser abogado, son las 7:30 de la mañana y entro a las 9 en punto a la universidad, así que con toda la pereza del mundo me levanto y me dirigí a la ducha, el olor a madera de mi gel de ducha hace que entre en tranquilidad. Una vez que salí de la ducha me dirigí al armario, decidí ponerme unos tejanos azul marino con una camisa blanca de manga corta y unos zapatos de vestir.

-Me encantaban los viernes ya que aparte de estudiar me acercaba por las noches al club jalea con Agnes, me puse los zapatos y me dirigí a coger mi Tesla modelo X, una auténtica pasada, con el me puedo poner a 210 km en tan solo 3 segundos.

-Llegué en un cerrar y abrir de ojos a la universidad y aunque la mañana se me pasó rápidamente la tarde fue una desesperación. 

-En cuanto llegue al club Jalea junto a Agnes, me pedí un gin Tonic, en cambio Agnes cogió un Malibú con Piña.
Un joven vestido formal de unos 30 años se comía con los ojos a Agnes, me acerco a su oído y le digo apartando un mechón de pelo por detrás de la oreja:

-Súbete un poco la falda y ábrete para él, tócate, haz que se corra solo con mirarte.

-Está haciendo lo que le he pedido, minutos antes le rompí el tanga de un tirón por eso no lleva en estos momentos, se toca, se introduce un dedo,después otro y ella suelta un pequeño gemido de satisfacción, mi miembro crece, tengo ganas de masturbarme de mientras que ella se masturba ante el joven informal de 30 años.

-Le hago un gesto con la mirada para que entre en uno de los reservados conmigo y Agnes.

-Vámonos ya tenemos plan para esta noche.

-Le digo cogiéndola de la mano mientras ella se baja la falda. Llegamos ante una puerta vacía, cogemos uno de los carteles y ponemos ocupado, suelen haber varios carteles:
-Chico busca chica
-Chico busca chico -Chica busca chica
-Se busca un trio

-Pero nosotros ponemos el último que es ocupado, Agnes se empieza a besar con Manuel, minutos antes ya me había dicho su nombre, se absorben, se meten lengua, se saborean.

-Me masturbo con fuerza ante aquella situación, hasta que no aguanto me desnudo,dejo mi ropa bien puesta en una silla, cojo un condón, me lo pongo y des enganchando a Agnes de aquel beso la penetro encima de la cama. Bombeo dentro de ella.

-Te gusta...te gusta como te follo-le digo susurrando en el oído de mientras entro y salgo de ella.

-Más...Más...te quiero dentro de mi entero-Me empalo entero dentro de ella y sigo bombeando con fuerza.

-Dos, cuatro, ocho, diez y todas las que hagan falta hasta que con un jadeo de satisfacción quedo rendido encima de ella mientras que ella también soltando un gemido se que también a llegado el clímax.

-Toda la noche transcurre igual, Sexo, sexo y más sexo. Con juguetes, columpios, disfraces y todo lo posible para disfrutar hasta que a las 5 de la mañana damos por finalizada la noche.

-Al llegar a casa me doy una ducha para limpiarme y asearme, toda mi ropa huele a sexo, me pongo el pijama y me meto en la cama temblando por lo que aquella noche había sucedido.


-Hoy es sábado, ayer después de una noche de sexo, quedé muerto en mi cama, hasta ahora que son las 12 de la mañana, me levanto, frunzo el ceño ante el espejo al ver el aspecto de mierda que tengo, parece que me haiga drogado con los ojos rojos que tengo, me tomo un café y me voy derecho a la ducha, o mejor dicho...Al jacuzzi de la planta alta, me acabo de comprar una casa de 2 plantas, después de bastante tiempo lo necesitaba, una casa de 300 metros cuadrados con una piscina de 20 metros espectacular, el exterior estaba pintado de blanco y de negro con unas impresionantes cristaleras de 1,20 metros de altura, el interior es blanco y muy moderno, con una chimenea artificial y un ambiente muy acogedor, el jacuzzi no es que sea muy impresionante, pequeño y con un máximo de dos personas.


-Me cago en su madre - me pegó un pedazo de resbalón que entró directo de cabeza haciéndome una fractura en la espalda, ha sido la manera más fácil de entrar en el jacuzzi, el agua está caliente y mi cuerpo entra en calor enseguida, calor, mucha calor es lo que siento en estos momentos, pensar en estar aquí con Agnes es lo mejor, pienso en ella de mientras que siento mi miembro como poco a poco se va poniendo erecto, placer, es lo que siento poco a poco, pero me dura poco cuando escucho la puerta.

-Ahora voy - Digo con una voz un poco forzada, me han jodido el momento, pero la puesta sigue sonando - Que voy, ya voy - Abro la puerta y lo primero que me encuentro son a tres niños en bicicleta, uno rubio con una bicicleta de color gris pelo recortado que parece una seta, chándal negro y unas pintas de ser un cabronazo, el otro es rubio con una bicicleta roja, una camisa y unos tejanos marrones, y por último el que parece más buenecillo con una bicicleta de color amarilla, chaleco, tejanos negros, y una camisa azul marino.

-Gilipollas, cabron…

-Me empieza a insultar estos mocosos.

-Ehh stranger things que os folle un pez - eso es lo único que he podido decir, antes de que ellos empiecen a pedalear lo más rápido posible.

-Entro en mi casa subo a mi cuarto y me preparo para ir a la universidad pero antes cojo mi iphone 12 y tecleo por correo electrónico a Anna una amiga:

De: Dylan Martinez
Para: Anna Jimenez 
Asunto: Esta noche

Anna al final está noche vamos al club ese que dijiste la última vez sobre el mañana?


-Le doy a enviar y en 0,6 segundos recibo su respuesta.




De: Anna Jimenez
Para: Dylan Martinez
Asunto: Esta noche

Si, recuerda que después vamos a mi casa.


De: Dylan Martinez 
Para:Anna Jimenez
Asunto:Esta noche

A las 20:30 estoy en la puerta de tu casa.

De:Anna Jimenez
Para: Dylan Martinez
Asunto: Esta noche

Ok



-Al llegar a la puerta de su casa sale Anna con una túnica negra, unas botas largas negras, unos pendientes plateados, el pelo ondulado.

-Hola, ya estoy lista así que cuando quieras.

-Pero de qué coño te has vestido? - Le digo riéndome a carcajadas - si pareces que vayas de halloween.

-Vuelve a abrir la boca y te tragas la bola de las marchas del coche.

-Conduzco hasta llegar a la que parece ser una fábrica, o algo así. Al entrar hay muchas salas y entramos a una llamada "sol de luna" , hay más gente en esa sala vestidos como yo y Anna, menudo disparo de dinero me han pegado, zapatos + túnica + no se que = 300€ me cago en sus madres.


-Después nos vamos directo a una discoteca llamada "Hyde Club" 
Las horas pasan y yo cada vez estoy de mejor humor.
Sobre las once de la noche, Anna algo desconchada por la marcha que llevamos, me mira y dice entregándome su móvil:


-Es Agneta, tengo mil llamadas perdidas suyas y quiere hablar contigo.

-Resoplo y ante la mirada de la joven lo cojo.

-Dime pesada que quieres?

-Me has llamado pesada?

-Si, pero si quieres te puedo llamar otra cosa - Respondo mientras suelto una risotada.

-Por qué has apagado el móvil?

-Me resbalé al meterme en el jacuzzi, lo moje y murió, hizo shh crack sssshhhh.

-Has bebido? - Me pregunta sin entender bien de lo que hablo.

-Consciente de que en este momento llevo más mojitos que sangre en mi cuerpo, exclamó:

Ahhh puede ser ahhh se corta shhhh crack.

-Dylan estás borracho?

-Noooooooooooo - Me mofó, deseando seguir con la juerga.

-Dónde estás voy a recogerte

-En un sitio muy muy lejos que no conoces - Le digo con voz autoritaria - y bueno ahora

-Dylan donde estás?

-Me voy a 

-Dónde está Dylan por tu

-Me voy Chao - y le cuelgo sin dejarlo acabar la frase

-Le pasó el móvil a Agneta que tras escuchar algo en el móvil lo cierra pero vuelve a sonar.

-Que quie - No me deja terminar la frase

-Ya se donde estas no te muevas de ahí

-Tiaa que viene vamosss

-Nos vamos derechos por unas calles plagadas de gente, es un tipo de feria.

-Dylan esto es una feria erótica - me dice medio borracha

-Como? - Le digo, voy tres veces más borracha que ella

-Digo que esta es una feria erotica, sexo, erotismo

-Tengo una idea - Le digo señalando un puesto donde hay disfraces y pelucas sexys - vamos a comprar dos pelucas y dos disfraces y nos ponemos a vender en algún puesto qué te parece?

-¿Estás loco? Se te nota un montón eres un hombre y se te nota la barba

-Pero no le da tiempo hablar por que yo ya estoy pagando los dos disfraces y llevándome a otro callejón nos los ponemos, yo soy una enfermera sexy con mi uniforme,mi tanguita, y ella una policía sexy, nos metemos otra vez en la feria y nos ponemos a vender consoladores a clientas, a Anna no se le nota el estar borracha pero a mi que hasta a una de las clientas les he dicho que el corsario rojo va bien para quitar la migraña.

-Tenes para ti

-Quien - Digo con una voz un poco fina

-Donde coño estas, he ido al Club Hyde y no estabas, voy a llamar a la policía, espera estas en la feria del sexo?

-Como coño sabes eso? - Le digo un poco extrañado-Por que estoy escuchando a Anna venderle un Vibrador a alguien. 


-Anna vámonos ahora rápido - le digo cogiéndola del brazo - que viene Agneta a por nosotros - Anna me mira con una cara de estar borracha total y me dice masajeandose la cabeza con un vibrador.


-Como que viene - Dice con los ojos medio cerrados por lo gustito que está masajeandose la cabeza con el vibrador lila.

-Sígueme - le digo cogiéndola del brazo,son las 8:30 de la mañana y nos encontramos una tienda de tarots y decidimos entrar, la chica cuando nos ve entrar se asusta por nuestra vestimenta, un chico vestido de enfermera sexy y una chica vestida de policía sexy y encima borrachos ya me dirás tú, lo bueno es que no vamos tan borrachos como antes.

-Necesitamos que nos lean el futuro - Le digo yo, nos pasa a una sala donde se escucha una tarotista decir:

-Pero dime Juani que es lo que te preocupa a ti en esta vida?

-Dylan - Dice Anna con voz temblorosa - Esto da mal rollo vamonos!

-Ok pero espera que yo de aquí no me voy con las manos vacías.

-Y cogiendo unas cartas de tarot y guardandolas en su disfraz salen corriendo de allí hacia la estación de tren, donde cogen uno que les lleva hacia la otra punta de Barcelona donde nos metemos en una farmacia y robamos :

-Paracetamol

-Ibuprofeno

-Naproxeno 

Al cabo de 13 minutos después la policía nos para y nos arresta llevándonos directamente al calabozo, es un espacio pequeño y deprimente, en las paredes hay pollas dibujadas y mensajes amenazantes, me encuentro a una joven prostituta y pagó su fianza, la de Anna y la mía, nos vamos a un motel y de mientras que Anna descansa roncando como una cerda.

La agarré del cuello y, con un movimiento rápido, la puse contra la pared. La miré a los ojos; estaba asustada. Acerqué mi boca a la suya, atrapé con mis labios su labio inferior y gimió. Los brazos le colgaban junto al cuerpo y clavó su mirada en mis ojos. La agarré por el pelo para que echara la cabeza hacia atrás, cerró los párpados y volvió a lanzar un gemido. Era preciosa, muy femenina. «Todas mis amigas tendrían que ser como ella.» Me gustaba todo lo hermoso. —Arrodíllate —dije entre dientes empujándola hacia abajo. Hizo lo que le ordenaba sin titubear. Susurré unas palabras para elogiarla por ser tan sumisa y, cuando abrió la boca, acaricié sus labios con el pulgar. No nos conocíamos, pero la chica sabía bien lo que tenía que hacer. Apoyé su cabeza contra la pared y empecé a desabotonarme la bragueta. La azafata tragó saliva ruidosamente, con sus grandes ojos fijos en mí. —Ciérralos —le dije despacio mientras le pasaba el pulgar por los párpados—. Los abrirás cuando yo te lo permita. Mi polla salió de golpe del pantalón, tan dura. Se la puse en los labios y la chica abrió mucho la boca, tal y como yo deseaba. «No sabes lo que te espera», pensé, y se la metí entera, sujetándole la cabeza para que no pudiera apartarla. Noté cómo se atragantaba y empujé aún más. Me encantaba verlas abrir los ojos llenas de temor, como si realmente creyeran que pretendía ahogarlas. La saqué poco a poco y le acaricié la mejilla, con delicadeza, casi con ternura. Vi cómo se tranquilizaba y lamía de sus labios la espesa saliva que había salido de su garganta. —Quiero follarte la boca. —La chica tembló ligeramente—. ¿Puedo? En mi cara no había ni pizca de emoción, ni rastro de sonrisa. Me miró un momento con sus enormes ojos y, tras unos segundos, asintió. —Gracias —susurré acariciando sus mejillas con mis manos. La apoyé contra la pared y volví a deslizarme por su lengua hasta llegar a la garganta. Apretó sus labios alrededor de mi miembro. «¡Así, así!» Mi cadera empezó a empujarla con fuerza. Noté que no podía respirar y enseguida comenzó a revolverse, así que la agarré con más firmeza. «¡Muy bien!» Hundió las uñas en mis piernas; primero trató de apartarme, después quiso herirme con sus arañazos. Cómo me gustaba…, me encantaba que lucharán, que se sintieran impotentes ante mi fuerza. Cerré los ojos y vi a Mi Reina arrodillada frente a mí; su mirada casi negra me atravesaba. Le gustaba que la poseyera de ese modo. La agarré del pelo con más fuerza, sus ojos desprendían deseo. No pude contenerme más, di otros dos fuertes empujones y me quedé extasiado mientras mi esperma salía y ella se atragantaba más aún. Abrí los ojos y vi que se le había corrido el maquillaje. Me aparté un poco para hacerle sitio. —Trágatelo —le ordené, y volví a tirarle del pelo para que levantara la cabeza. Cayeron lágrimas por sus mejillas, pero hizo lo que le había pedido sin rechistar. Saqué la polla de su boca y la chica resbaló por la pared hasta sentarse sobre sus talones. —Lame. —Se quedó de piedra—. Hasta la última gota. Apoyé las manos en la pared y la miré con enfado. Volvió a incorporarse y agarró mi pene con su pequeña mano. Empezó a sorber los restos de semen. Sonreí al ver cómo se esforzaba por obedecerme. Cuando me pareció que ya era suficiente, me separé de ella y cerré la bragueta.


-Nos marchemos a las 2 del medio día, cuando mi cabeza ya estaba bien sin Dolores de cabeza y sin ninguna borrachera de por medio, Marta ya se había ido, después de la clase de sexo oral que habíamos tenido. Anna se despertó, nos dimos una ducha por separado y nos fuimos en busca de Agneta.

-Y si seguimos con el juego? - Dice Anna con una sonrisa de oreja a oreja.

-Como con el juego?

-Nos vamos de viaje, follamos, nos divertimos, descubrimos nuevos países y que Agneta nos busque. - Dice segura de sí misma

-Sigues borracha? - Le pregunto sorprendido - No suena mal pero si se cabrea?

-Qué va si cuando se lo contemos le hará gracia, venga si nos podemos ir a Cancún, Japón,  Estados Unidos, y muchos más sitios.

-Dylan y Anna como no tengáis huevos a abrirme tiro la puerta abajo - Dice con su voz, su finísima voz pero un poco más aguda, está enfadada.

-Ven sígueme - Dice Anna entre dientes - ¿Sabes hacer parkour?

-Anna dónde cojones vamos a ir, ¿qué estás pensando? - Digo algo asustado 

-Anna abre la ventana y sale por ella, voy detrás de ella mientras que ella baja por unas pequeñas escaleras, coje una moto, tira de una parte de ella y salen un montón de cables negros y cogiendo dos la enchega, me subo junto a ella y se pone a 220km por hora en una recta, hasta llegamos a tocar rodilla, así estamos durante más de 1 hora hasta llegar al aeropuerto y coger dos billetes hacia Canada nuestro primer destino.



Página: /
Etiquetas: +18, Fecha de creación: 2021-04-11
10 2 0
¡Califica ya este texto!
Facebook Twitter

Tabla de comentarios

¡Aún no hay ningún comentario, sé el primero!

Autores relacionados

x
This website is using cookies. Más info. Acepto