Un café a media vida.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Un cafe a media vida
Si el futuro me escuchara, quisiera decirle que, sé más de lo que tiene previsto.
Que de arrebatos forcejee sus cuentos, que he arrancado páginas y las he re escrito a mi manera, y que entre garabatos y poemas se descifra este desastre que he venido reordenando a tropezones.

Quizá no sea lo que espera,
Quizá llegue a ser más de lo que planeó y para su sorpresa, yo le llegaré de madrugada, le contaré mi historia y no recordará ni mi nombre, así que le tomará mas cuartos del reloj calcular cuantas vidas pueden haber en una vida.

Si el futuro me escuchara,
Quisiera más que decirle, enseñarle
Que sobre mi pared tengo escritas en tinta negra y en papelitos de colores las razones que no me dejan desistir.

Que en veranos, las flores embellecían con el riego de mi llanto
y aunque parecía caer, era la tierra quien me abrazaba por un instante, me contaba sus secretos, y me hacía levantar con su fuerza. Espero que cuando llegues, Futuro, algo quede de ella. (Naturaleza)

Déjame decirte, que a ti llegaré con un arsenal que a su paso, en vez de destruir, reconstruye, porque esta generación, de guerras estamos candados ya.

Querido futuro, déjame invitarte a un cafe a media vida, que tal vez sea yo quien tenga más que contar, que tu por inventar, tómate una siesta de lo que queda
Que la rebeldía me alcanza para llegar a lo que haya después de ti.

Mild.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *